El sábado 24 de junio la sede mendocina de Infinito por Descubrir se vistió de fiesta para dar lugar al primer Mendoza Music Tech, donde los chicos pudieron desarrollar y estimular su imaginación en la creación artístico-tecnológica. 


Durante la jornada, más de 60 chicos de 12 a 18 años experimentaron y se divirtieron creando instrumentos poco convencionales, que luego ejecutaron en un ensamble final.


Para ello manipularon tecnologías tanto digitales como analógicas y se dividieron en tres grupos, cada uno destinado a fabricar un instrumento cuyos sonidos serían operados a través de sensores conectados a la computadora.


Con la supervisión de los facilitadores de los laboratorios de Sonido y de Fabricación, construyeron un “guantelete” (guante con sensores en los dedos que al apretarlos disparaban distintos loops electrónicos previamente grabados), un monocordio (instrumento de una sola cuerda que permite administrar desde una computadora variables como la amplitud y la frecuencia) y una kalimba (un instrumento melódico que, a través de la ejecución de sus teclas, similares a las de un piano, envía señales a una computadora desde la cual se manipula su sonido final). 


Una vez finalizada la fabricación de cada instrumento, los chicos ensayaron un ensamble con sus flamantes creaciones para ejecutar en conjunto una pieza musical improvisada en el momento.


Así, los chicos que participaron del primer Mendoza Music Tech disfrutaron de una nueva oportunidad para crear en equipo y experimentar el uso creativo de la tecnología, en este caso ligado a la creación musical.