En representación de nuestro país asistieron a los encuentros el director nacional de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación y Deportes, Francisco Miguens Campos; la coordinadora general de esa área, Juliana Burton; y la responsable del Programa de Desarrollo del Sector Educativo del Mercosur, Inés González.

A lo largo de cinco jornadas, las delegaciones de los países participantes (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Bolivia, Chile y Ecuador) revisaron los resultados de las reuniones de los diversos grupos de trabajo y comisiones –convocadas durante marzo pasado– sobre educación básica, formación docente, evaluación, educación superior, sistemas de información y comunicación y educación tecnológica.

Entre otras cuestiones, los representantes de las naciones que integran el bloque reafirmaron la importancia de realizar un encuentro conmemorativo del Parlamento Juvenil del Mercosur con motivo del 25° aniversario del bloque, al tiempo que aprobaron la celebración de una instancia internacional para fines de este año. En este sentido, el CCR resaltó «el valor académico y pedagógico de las instancias nacionales (del Parlamento), siendo un ámbito a privilegiar por excelencia».

En el ámbito de la educación superior, los miembros del Comité respaldaron las actividades propuestas por el Núcleo de Estudios e Investigaciones en Educación Superior (NEIES) con motivo del próximo centenario de la reforma universitaria de Córdoba. En este sentido, el cuerpo consideró que dichas acciones serán un insumo pertinente para la Conferencia Regional de Educación Superior que UNESCO celebrará en 2018 en esa ciudad argentina.

Respecto de las políticas de evaluación, el CCR recogió el planteo de la comisión técnica sobre la necesidad de que Mercosur, en tanto bloque, solicite al Laboratorio Latinoamericano de Evaluación de la Calidad Educativa (LLECE) y al Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) la elaboración de un cronograma de pruebas nacionales e internacionales, a fin de evitar superposiciones. Asimismo, la coordinadora de esa comisión manifestó la decisión de priorizar el desarrollo de indicadores regionales de calidad educativa, acordes a los desafíos planteados por las Metas de Educación 2030.

Finalmente, en relación a las políticas de capacitación de los educadores, los presentes acordaron que las principales iniciativas llevadas adelante en el marco del Programa de Apoyo al Sector Educativo del Mercosur (PASEM) –que finalizará formalmente en noviembre de este año– sean transferidas al ámbito de la Comisión Regional Coordinadora de Formación Docente. El CCR recibió una serie de documentos específicos que serán entregados a las autoridades regionales durante la próxima reunión de Ministros de Educación, a celebrarse en junio próximo.

Las delegaciones que integran el CCR asistieron además a la reunión conjunta de los sectores del área social (educación, cultura, trabajo, salud y desarrollo social) del Mercosur, en la que se presentaron los lineamientos y orientaciones principales para la actualización del Plan Estratégico de Acción Social (PEAS).

Además, en virtud de la coincidencia con la reunión del Consejo Suramericano de Educación, el CCR manifestó «su voluntad de trabajar en la búsqueda de acuerdos de articulación, complementariedad y convergencia (…) que permitan generar sinergias sostenibles en clave de crear únicos espacios entre ambos bloques». En este sentido, los presentes acordaron que en el Plan 2016-2020 del Sector Educativo del Mercosur «se señalen expresamente acciones de coordinación en todas las temáticas que tengan relación con el Plan Operativo Quinquenal del CSE-Unasur».

Por último, cabe mencionar que durante ese encuentro, la delegación argentina presentó informes sobre la decisión del ministro de Educación y Deportes de la Nación, Esteban Bullrich, de jerarquizar la política evaluativa a través de la creación, en la órbita del organismo a su cargo, de la Secretaria de Evaluación. El área tendrá a su cargo la promoción de relevamientos anuales en el nivel primario y secundario de la educación obligatoria, con el fin de obtener diagnósticos precisos que permitan mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje en nuestro país.