La reunión –que se celebró en el Salón Rosario Vera Peñaloza del Palacio Sarmiento, sede de la cartera educativa nacional– se constituyó en un espacio propicio para el intercambio de estrategias que permitan a los jóvenes llevar adelante esta experiencia en las instituciones educativas argentinas, al tiempo que se les brindaron instrumentos pedagógicos que facilitarán el desarrollo de sus tareas. Asimismo, los becarios fueron invitados a reflexionar sobre el rol que desempeñarán en el marco de esta iniciativa, que se lleva delante de manera ininterrumpida.

La apertura de la jornada estuvo a cargo de Lorena Yaber, coordinadora del Programa de Becas Internacionales de Posgrado –dependiente de la Dirección Nacional de Cooperación Internacional del MEyD– y Emmanuel Becquart, agregado de Cooperación Universitaria, Educativa y Lingüística de la Embajada de Francia en Argentina.

En su mensaje de bienvenida a los becarios, Yaber señaló que la propuesta «representa un aporte estratégico para fortalecer la formación de los docentes argentinos y fomentar la enseñanza del idioma francés en todas las escuelas primarias y secundarias de nuestro país».

Por su parte, Becquart se refirió al Programa como una acción «emblemática» de la Embajada que representa; y consideró que la reciente renovación del convenio marco que impulsa la iniciativa –que tuvo lugar durante la visita del presidente François Hollande, en febrero último– «es una muestra de la voluntad compartida, entre ambos gobiernos, de revitalizar los lazos que unen a nuestras naciones».

Los becarios que participan del Programa de Intercambio de Asistentes de Idioma son jóvenes franceses que se establecen en nuestro país para colaborar con la capacitación de los docentes argentinos, aportando activamente al dictado de clases y participando de un intercambio cultural mutuo, lo que enriquece el aprendizaje de una lengua extranjera y abre, en ambos sentidos, la posibilidad de interactuar con hablantes nativos.

Desde mediados de este mes hasta mediados de noviembre, los becarios se integrarán a los planteles docentes de los profesorados de francés de las universidades nacionales y los Institutos de Formación Docente, con el objetivo de colaborar en la mejora de la calidad de la formación continua y el desarrollo profesional de los educadores argentinos.