En estas reuniones, que se celebraron en la ciudad de Montevideo, se comenzaron a definir los lineamientos del nuevo Plan de Acción Quinquenal, que dará cuenta de los objetivos y metas específicas de cada grupo de trabajo que integra el Sector Educativo del Mercosur.

En estas semanas se han reunido, sucesivamente, los especialistas en Escuelas de Frontera, los que coordinan las actividades del Parlamento Juvenil del Mercosur, y los que integran la Comisión Técnica Regional del Protocolo de Integración Educativa y Reconocimiento de Certificados, Títulos y Estudios. Este último grupo tiene por tarea la elaboración y actualización de las tablas de equivalencia entre los sistemas educativos que conforman el bloque, a fin de garantizar la movilidad y la integración plena de los estudiantes de la región. Asimismo, la Comisión es responsable del reconocimiento de estudios tanto en el nivel primario como en el medio o secundario.

Durante estas jornadas fueron aprobados el documento marco y el reglamento del Parlamento Juvenil. También en marzo se desarrolló un encuentro convocado por la Comisión Regional Coordinadora de Educación Básica, en el que la delegación argentina estuvo encabezada por el subsecretario de Gestión y Políticas Socioeducativas de la cartera educativa nacional, Marcelo Cugliandolo.

Montevideo además fue escenario para el tratamiento de temáticas vinculadas a la Educación Superior en la región: movilidad académica, investigación, reconocimiento de títulos y formación docente; y para la reunión de Agencias Nacionales de Acreditación a la que asistieron funcionarios de la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación y de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU).

El Programa de Desarrollo del Sector Educativo del Mercosur, dependiente de la Dirección Nacional de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, fomenta la cooperación horizontal educativa entre las naciones que forman el Mercosur y con las que componen otros bloques, buscando consolidar el proceso de integración, y promueve espacios de diálogo y reflexión que favorezcan el desarrollo de políticas educativas conjuntas en beneficio de estudiantes y educadores de la región. Además, contribuye al desarrollo de una identidad regional, estimulando el conocimiento mutuo y la integración de culturas; promocionando políticas regionales de capacitación de recursos humanos y la mejora de la calidad de la educación.